Toldo o pérgola: ¿cuál es la diferencia?

Aunque el toldo y la pérgola se confunden a menudo, hay que tener en cuenta que estas dos estructuras tienen diferencias bastante sutiles. Para ayudarle a elegir el diseño adecuado para su casa, descubra las ventajas de cada solución.

¿Cuáles son las ventajas de un toldo?

Al igual que la veranda y la carpa, el toldo y la pérgola son instalaciones con muchas características comunes. En principio, permiten protegerse del sol y de las inclemencias del tiempo a la vez que mejoran la estética de la casa. En el caso de los toldos, en particular, deben colocarse contra las paredes exteriores de la casa. La mayoría de las veces, se instala encima de los huecos que hay que proteger: puertas, ventanas… El toldo también puede cubrir una terraza, un camino de entrada o servir de refugio para las bicicletas. En función de la resistencia requerida, la instalación es de vidrio, PVC, aluminio o madera.  En términos de tamaño, un toldo puede tener hasta 15 m². Además de ser más versátil, ofrece varias opciones adicionales. Aunque es más asequible que una pérgola, requiere un permiso si la superficie es superior a 12 m². Visite Alsol, el sitio web especializado en pérgolas de aluminio.

¿Qué características tiene una pérgola?

A diferencia de un toldo, una pérgola no tiene que colocarse contra una pared. Una instalación más cara, es más versátil en cuanto a ubicación y funciones. Los modelos actuales de gama alta se asemejan a una veranda, es decir, crean un espacio vital en sí mismo. Equipada con marcos deslizantes y herméticos, la pérgola protege de las inclemencias del tiempo. Además, los modelos bioclimáticos pueden incluso ajustarse al clima y a sus deseos. Como la estructura es autoportante, puede apoyarla en una veranda o construirla en cualquier lugar del jardín. Para los trámites administrativos, bastará con una declaración de obras si la superficie del piso está entre 5 y 20 m². Más allá de eso, se requiere un permiso de construcción.

Pero, ¿qué estructura debe elegir en función de sus necesidades?

Por regla general, la diferencia entre un toldo y una pérgola radica principalmente en su uso y apariencia. La pérgola es una instalación totalmente independiente que puede utilizarse como caseta de jardín o como espacio habitable por derecho propio. También es una inversión muy interesante gracias a su atractivo estético y a sus diversas funcionalidades que optimizan su uso. Por supuesto, la pérgola requiere un cierto presupuesto. El toldo proporciona un excelente cobijo para las aberturas de la casa. Viene en diferentes tamaños y también es más fácil de instalar. Por último, esta solución es buena si quiere facilitar los trámites administrativos.

Seguridad: ¡alarma inalámbrica inteligente con sensor de apertura de puerta!